Comunicaciones

  • Relación entre estado y función de equipos de ordeña con la sanidad de la glándula mamaria
DOI: 10.5354/0716-260X.1994.6138

Resumen

Un análisis del funcionamiento y diseño de los equipos de ordeña en 16 lecherías de la Provincia de Ñuble, basado en las normas de la Organización Internacional de normalización para instalaciones de ordeña a máquina, fue relacionado con la prevalencia de mastitis subclínica según test de California y con la calidad bacteriológica de la leche obtenida de los estanques enfriadores determinado por recuento total de gérmenes aeróbicos, número más probable de Coliformes totales y fecales y aislamiento e identificación de gérmenes patógenos. Se detectó un nivel de funcionamiento y diseño de los equipos adecuado de acuerdo con los requerimientos establecidos.

La prevalencia de mastitis subclínica para cuartos y vacas fueron de 27,39% y 54,96% respectivamente, los recuentos totales de microorganismos aeróbicos presentaron un promedio geométrico de 243.308 bacterias/ml, 1143 de coliformes totales y en el 100% de las muestras presencia de coliformes fecales y Staphylococcus spp. En el 75% de las muestras se aisló Sthaphylococcus aureus.

Al hacer el análisis estadístico se concluyó que sólo la capacidad de los colectores de leche tendrían una influencia estadísticamente significativa con la prevalencia de mastitis subclínica para cuartos de la glándula mamaria y que la calidad bacteriológica de la leche no tiene relación directa con los niveles de mastitis subclínica presentes en los rebaños.

Palabras clave: equipo de ordeña, mastitis Equipo de ordeña, mastitis subclínica, Staphylococcatis aureus.

Abstract

An analysis in milking machines of 16 dairies of Ñuble was performed. This revision was based in norms set by the International Standardization Organization for milking machine. A California Mastitis test was performed in every, dairy farm in order to determine prevalence of subclinic mastitis. A total count of aerobic microorganism and isolation and identification of pathogenic strains was performed in milk tank samples.

The level of performance of machines surveyed in the study was satisfactory and with a modem design. Prevalences of subclinic mastitis estimated for quarters and cocas were 27.39% and 54.96% respectivel), with a aerobic microorganism count (geometric average of 243.308/ml) and the coliform averages of 1143. Cent per cent of milk samples presented fecal coliform and Staphylococcus spp. Seventy five per cent corresponded to Staphylococcus aureus.

The statistical analysis determined that only collector capacite, had a significative influence in subclinic mastitis prevalence of quarters. Bacteriological quality of milk was not related to subclinic mastitis in herds.

Key words: Milking machine, subclinic mastitis, Staphylococcus aureus.

Abstract

Un análisis del funcionamiento y diseño de los equipos de ordeña en 16 lecherías de la Provincia de Ñuble, basado en las normas de la Organización Internacional de normalización para instalaciones de ordeña a máquina, fue relacionado con la prevalencia de mastitis subclínica según test de California y con la calidad bacteriológica de la leche obtenida de los estanques enfriadores determinado por recuento total de gérmenes aeróbicos, número más probable de Coliformes totales y fecales y aislamiento e identificación de gérmenes patógenos. Se detectó un nivel de funcionamiento y diseño de los equipos adecuado de acuerdo con los requerimientos establecidos.

La prevalencia de mastitis subclínica para cuartos y vacas fueron de 27,39% y 54,96% respectivamente, los recuentos totales de microorganismos aeróbicos presentaron un promedio geométrico de 243.308 bacterias/ml, 1143 de coliformes totales y en el 100% de las muestras presencia de coliformes fecales y Staphylococcus spp. En el 75% de las muestras se aisló Sthaphylococcus aureus.

Al hacer el análisis estadístico se concluyó que sólo la capacidad de los colectores de leche tendrían una influencia estadísticamente significativa con la prevalencia de mastitis subclínica para cuartos de la glándula mamaria y que la calidad bacteriológica de la leche no tiene relación directa con los niveles de mastitis subclínica presentes en los rebaños.

Palabras clave: equipo de ordeña, mastitis Equipo de ordeña, mastitis subclínica, Staphylococcatis aureus.

Abstract

An analysis in milking machines of 16 dairies of Ñuble was performed. This revision was based in norms set by the International Standardization Organization for milking machine. A California Mastitis test was performed in every, dairy farm in order to determine prevalence of subclinic mastitis. A total count of aerobic microorganism and isolation and identification of pathogenic strains was performed in milk tank samples.

The level of performance of machines surveyed in the study was satisfactory and with a modem design. Prevalences of subclinic mastitis estimated for quarters and cocas were 27.39% and 54.96% respectivel), with a aerobic microorganism count (geometric average of 243.308/ml) and the coliform averages of 1143. Cent per cent of milk samples presented fecal coliform and Staphylococcus spp. Seventy five per cent corresponded to Staphylococcus aureus.

The statistical analysis determined that only collector capacite, had a significative influence in subclinic mastitis prevalence of quarters. Bacteriological quality of milk was not related to subclinic mastitis in herds.

Key words: Milking machine, subclinic mastitis, Staphylococcus aureus.

Introducción

La Mastitis subclínica del bovino involucra grandes pérdidas económicas relacionadas con calidad y cantidad en la producción de leche. Este hecho adquiere gran importancia en la actualidad ya que se pretende que el producto lácteo esté libre de microorganismos patógenos que afectan la salud humana y animal. La mastitis afecta a rebaños lecheros de todo el mundo y es reconocida como una de las enfermedades que ocasiona mayores pérdidas económicas en lecherías (Lightner y col., 1988), siendo un cuadro muy complejo desde el punto de vista de las causas, patogenia, intensidad, duración, efectos residuales, inmunidad, terapia y erradicación (Jain, 1979). En Chile se estima que esta patología ocasiona pérdidas de alrededor del 17% del total de leche producida y la prevalencia de la enfermedad oscila entre un 67% y 87% de las vacas y entre un 32% y 61% de los cuartos infectados con algún grado de mastitis subclínica (Figueroa, 1980; Meerson, 1982 y Zurita, 1988). En Ñuble se estima que están afectadas el 48,4% de las vacas y 60,3% de los cuartos (Zurita, 1988).

La severidad de las mastitis está dada principalmente por la naturaleza de los patógenos invasores y el mecanismo de resistencia natural de la vaca. Los patógenos involucrados más importantes son Staphylococcus aureus, Streptococcus spp, Corynebacterium pyogenes, Klebsiella pneumoniae (Philpot, 1980; Jain, 1979 y Mac Donald, 1979).

Para poder detectar la mastitis subclínica existen pruebas directas (aislamiento bacteriológico del agente causal) e indirectas (test de California, entre otros).

Dentro de los factores que predisponen a la presentación de la mastitis subclínica están los factores climáticos, condiciones de estabulación, factores nutricionales, traumatismos en la ubre, higiene en general y en forma muy especial el funcionamiento mecánico del equipo de ordeña (Langlois y col., 1981). Existen algunos estudios que señalan que las vacas ordeñadas mecánicamente tienden a presentar un mayor nivel de mastitis subclínica que las de aquellas de lecherías en que se ordeñan manualmente (Figueroa, 1980), siendo los utensilios y equipos de ordeña las fuentes más importantes de contaminación (Rippes, 1982 y Casado y García, 1983).

Las fallas en la higiene, mantención y funcionamiento actúan negativamente sobre la salud de la glándula mamaria así como también en la producción y en la calidad de la leche obtenida, debido generalmente a diseños o componentes inapropiados que no cumplen con los requerimientos mínimos para una operación satisfactoria del sistema (Sánchez, 1977).

La máquina ordeñadora actúa en las mastitis como fomite, pues favorece el traspaso de microorganismos de un cuarto a otro en una misma vaca o entre vacas, además de ser un agente traumático lesionando la ubre y permitiendo la implantación de organismos patógenos. Lo anterior ocurre por fallas en su funcionamiento o por empleo de procedimientos inadecuados en la rutina de ordeña (Zúñiga, 1983 y Rippes, 1983).

Los principales factores que predisponen a la mastitis subclínica relacionados con el equipo de ordeña utilizado son: la reserva de vacío proporcionada por la bomba de vacío, al funcionamiento del pulsador y a los niveles y fluctuaciones de vacío (Weber, 1979 y Langlois y col., 1981). Otro componente importante del equipo de ordeña que se debe considerar en la contaminación de la leche, son las partes de goma y las uniones de las piezas del equipo (Pedraza, 1978). En las pezoneras es donde se produce la mayor contaminación ya que si el material de que están hechas no es de la mejor calidad se producen grietas que son difíciles de lavar y permiten en ellas el depósito de grasa en la cual se desarrollan libremente las bacterias (Arocena, 1983). Por la importancia que tiene el equipo de ordeña como fuente de contaminación de la leche es fundamental, entonces, una adecuada limpieza del equipo. La leche obtenida con utensilios rigurosamente lavados e higienizados puede presentar recuentos bacterianos de 5 x 10 a 2 x 104 col/ml y descuidando estas prácticas puede alcanzar valores de 1 x 103 a 3 x 105 col/ml hast 5 x 105 col/ml. (Suazo, 1987). La suciedad del equipo no se observa a simple vista en varios días; sin embargo, ésta se refleja bacteriológicamente en la calidad de la leche y en la incidencia de mastitis en las vacas (Gaete, 1982).

El objetivo de este estudio es relacionar el funcionamiento y diseño de los equipos de ordeña mecánica con la prevalencia de mastitis subclínica y con la calidad bacteriológica de la leche.

Materiales y métodos

El estudio se realizó en 16 lecherías de la provincia de Ñuble de las cuales 6 corresponden a Bulnes, 4 a Cato y Coihueco y 6 a la zona de San Carlos. Estas representan el 70% del total estimado de producción en Nuble que corresponde á 24.000.000 de litros anuales con un total de 2.083 vacas y 8.332 cuartos encuestados.

Equipos de ordeña. La revisión técnica del funcionamiento y mantención del equipo fue practicada por un profesional especializado (Servicio Técnico de Alfa-Laval Agri. Nuble). Se utilizó un computador para medir pulsación, frecuencia y ciclos; un medidor de caudal para ver la capacidad real de la bomba de vacío y un 'alfascop' para ver el estado de las pezoneras en su interior basado en las normas de la Organización Internacional Sanitaria de la Leche para las instalaciones de equipos de ordeña (Alfa-Laval, 1982, e ISO, 1983).

Test de California (CMT). Se utilizó el reactivo Spachek siguiendo las recomendaciones descritas por el fabricante.

Toma de muestras. Desde el estanque enfriador se tomaron muestras de leche con pipetas estériles y analizadas en el Laboratorio de Microbiología de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Concepción.

Análisis microbiológicos. El método bacteriológico utilizado fue el de recuento total de microorganismos aeróbicos en agar recuento en dilución 10, aislamiento e identificación de microorganismos patógenos en agar Chapman, Mac conkey y triptosa (Merck) y Número más probable (NMP) de coliformes totales y fecales. El NMP de coliformes se determinó por el método de tubos múltiples en series de 3 tubos.

Análisis estadístico. Para establecer la relación entre mastitis subclínica con el funcionamiento y diseño de los equipos de ordeña, así como las prevalencias de mastitis subclínica con la cantidad de microorganismos presentes en la leche de los estanques, se agruparon las características de equipo en buenas, regulares y malas y las prevalencias de mastitis en rangos de 0-25%; 25,1-50% y 50,1-75%. Se analizaron por Chi cuadrado (x2).

La leche fue clasificada en buena y mala calidad de acuerdo al recuento total y NMP de coliformes.

Resultados

Revisión técnica del equipo de ordeña

El funcionamiento de los equipos de ordeña de estas lecherías fue considerado dentro de las normas establecidas por la Organización Internacional Sanitaria de la Leche, lo que era de esperar, ya que corresponden a lecherías de alto nivel tecnológico. En el cuadro 1 se muestran las principales características del funcionamiento de los equipos de ordeña que tienen incidencia en la sanidad de la glándula mamaria. De las 16 lecherías, 3 tienen una pulsación irregular o fuera de las especificaciones dadas por los fabricantes. En cuanto a la capacidad de vacío de las bombas, en la mayoría de los equipos están sobredimensionadas, por lo que 14 del total de las lecherías presentan una adecuada capacidad de vacío y sólo 2 tienen una capacidad regular. Con relación al vacío a nivel de pezoneras sólo una lechería dispone de una línea de vacío muy larga, lo que resulta en pérdidas de vacío.

CUADRO 1 EL RESUMEN DEL ESTADO DE FUNCIONAMIENTO DE LOS EQUIPOS DE ORDEÑO

Predio

Pulsación

Capacidad de Vacío

Vacío a nivel de pezoneras

Sistema de transporte de vacío

Sistema de trasporte de leche

Estado de pezoneras

Regulador de vacío

1

Normal

Regular

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Bueno

2

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Bueno

3

Irregular

Bueno

Regular

Malo

 

Regular

Bueno

4

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

5

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

6

Normal

Regular

Bueno

Bueno

Malo

Malo

Bueno

7

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

8

Irregular

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Regular

9

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Regular

Bueno

10

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

11

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Regular

Regular

12

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Regular

Bueno

13

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

14

Irregular

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Bueno

15

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Regular

Bueno

16

Normal

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

El estado de las pezoneras es la variable en la que más defectos se encontraron, ya que sólo 6 lecherías disponían de pezoneras en buen estado, 9 regular y 1 en mal estado.

En cuanto al regulador de vacío se encontró que en 14 lecherías existía buen regulador y en 2 que era regular.

Las características de diseño de los equipos que podrían afectar la sanidad de la glándula mamaria se entregan en el cuadro 2.

CUADRO 2 RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE DISEÑO DE LOS EQUIPOS DE ORDEÑO

Predio

Capacidad del Colector

Altura de la la línea

N° de cañerías leche

Capacidad de la unidad final

Transporte de vacio

Diametro de Leche

Cañeria

1

Mediano 275 cc

Media

1

251t

Bueno

40 mm

Angosta

2

Mediano 275 cc

Media

2

501t

Bueno

50 mm

Ancha

3

Mediano 250 cc

Baja

   

Malo

   

4

Grande 500 cc

Media

2

251t

Bueno

40 mm

Angosta

5

Mediano 250 cc

Media

2

501t

Bueno

40 mm

Angosta

6

Chico 150 cc

Alta

1

251t

Bueno

40 mm

Angosta

7

Grande 500 cc

Baja

2

501t

Bueno

3 pul

Ancha

8

Chico 145 cc

Alta

1

251t

Bueno

1 1/4 pul

Angosta

9

Chico 145 cc

Media

1

251t

Bueno

2 pul

Ancha

10

Mediano 275 cc

Media

2

501t

Bueno

50 mm

Ancha

11

Chico 145 cc

Alta

1

251t

Bueno

1 1/4 pul

Angosta

12

Mediano 250 cc

Media

2

251t

Bueno

43 mm

Angosta

13

Mediano 275 cc

Alta

2

251t

Bueno

2 pul

Ancha

14

Mediano 250 cc

Alta

2

251t

Bueno

43 mm

Angosta

15

Mediano 250 cc

Alta

1

501t

Bueno

43 mm

Angosta

16

Mediano 250 cc

Media

2

501t

Bueno

50 mm

Ancha

En cuanto a la capacidad de los colectores se encontraron 4 colectores chicos /145 cc, 10 colectores medianos entre 250 cc y 275 cc, 2 grandes 500 cc. Las nuevas tendencias se inclinan por los colectores grandes ya que evitan el reflujo de leche hacia las pezoneras.

En cuanto a la altura de las líneas de leche hay 2 lecherías con línea baja en que una de ellas es con sistema de tarros, 7 lecherías con línea media, o sea, aquellas en que la unidad final está dentro del pozo de ordeña y la altura de la cañería no está a más de 1 metro de la base de la ubre, y 7 lecherías con línea alta en que la unidad final está en la sala de leche. Estas lecherías son las que la literatura no recomendaría ya que el equipo necesita trabajar a un vacío mayor, lo que afectaría el conducto del pezón (Langlois y col., 1981).

Prevalencia de mastitis subclínica

Los resultados del 'test' de California (CMT) por cada lechería representando la prevalencia por individuos afectados se encuentra en el Cuadro 3. De las 2.083 vacas existe un 54,96% de vacas positivas al CMT con rangos que van desde un 36,48% a un 75% de prevalencia por lechería.

CUADRO 3 DISTRIBUCIÓN EN NÚMERO Y PORCENTAJE DE VACAS POSITIVAS Y NEGATIVAS A MASTITIS SUBCLÍNICA DE LAS LECHERÍAS EN ESTUDIO MEDIANTE C.M.T.

Predio

Vacas N°

Positivas (%)

Vacas N°

Negativas (%)

Total (100%) N°

1

31

41,33

44

58,66

75

2

72

75,00

24

25,00

96

3

103

62,42

62

37,57

165

4

68

73,11

25

26,88

93

5

99

57,22

74

42,77

173

6

121

60,50

79

39,50

200

7

107

51,44

101

48,55

208

8

47

65,27

25

34,72

72

9

36

43,37

47

53,62

83

10

74

53,23

65

46,76

139

11

51

69,86

22

30,13

73

12

93

69,92

40

30,07

133

13

89

43,62

115

56,37

204

14

35

46,66

40

53,33

75

15

27

36,48

47

63,51

74

16

92

41,81

128

58,18

220

TOTAL

1145

54,96

936

44,93

2083

Se encontró un 27,39% de los cuartos productivos con algún grado de mastitis subclínica (Cuadro 4). Se detectó que los mayores porcentajes se concentran en los grados 1 con 11,34% y trazas con 7,08%. Además se aprecia que las del grado 3 representan sólo un 3.17% de las mastitis subclínicas. Cabe destacar que sólo un 0,1 % del total de cuartos corresponde a mastitis clínica, confirmando lo poco significativo de éstas en relación a la mastitis subclínica.

CUADRO 4 DISTRIBUCIÓN EN NÚMERO Y PORCENTAJE DE LOS DIFERENTES GRADOS DE POSITIVIDAD AL CMT DE LOS CUARTOS EN ESTUDIO

Predio

Trazas

Grado 1

Grado 2

Grado 3

T 1,2,3

Secos

Clinicos

Total de Cuartos productivos

%

%

%

%

%

%

%

1

33

11,03

23

8,02

7

2,34

7

2,34

71

23,74

1

0,23

0

0

299

2

39

10,23

76

14,42

33

8,66

27

7,08

175

45,93

3

0,78

1

0,26

381

3

14

2,12

80

12,13

90

13,65

52

7,89

236

35,81

1

0,15

2

0,3

659

4

57

15,44

101

27,37

25

6,77

14

3,79

197

53,38

3

0,80

0

0

369

5

50

7,64

65

9,93

29

4,43

11

1,68

155

23,70

38

5,49

1

0,14

654

6

57

7,18

100

12,61

52

6,55

30

3,78

239

30,13

7

0,87

0

0

793

7

51

6,19

83

10,08

51

6,19

19

2,30

204

24,78

9

1,08

1

0,12

823

8

22

7,74

46

16,19

26

9,15

10

3,52

104

36,61

4

1,38

0

0

284

9

17

4,45

20

5,23

13

3,40

6

1,57

56

14,65

0

0

2

0,60

382

10

56

10,16

41

7,44

23

4,17

16

2,90

136

24,68

5

0,89

1

0,17

551

11

31

10,95

37

13,07

10

3,53

2

0,7

80

28,26

9

3,08

0

0

283

12

36

6,83

76

14,42

34

0,45

13

2,46

159

30,17

5

0,93

0

0

527

13

37

4,56

97

11,97

27

3,33

10

1,23

171

21,11

6

0,73

1

0,12

810

14

27

9,09

17

5,72

7

2,35

9

3,03

60

20,20

3

1,0

0

0

297

15

11

3,87

13

4,57

6

2,11

1

0,35

31

10,91

12

4,05

0

0

284

16

43

4,94

54

6,21

41

4,71

33

3,79

171

19,67

11

1,25

0

0

869

Total

581

7,08

930

11,34

474

5,78

260

3,17

2,245

27,39

117

1,42

9

0,1

8.195

Análisis microbiológicos

El recuento total de microorganismos aeróbicos va de 1 x 104 col/ml hasta 3 x 106 col/ml (Cuadro 5). Tres lecherías sobrepasan lo establecido por el Reglamento sanitario (Ministerio (ISP). 1987) en que el recuento total en placa de leche cruda no debe ser superior a 1 x 106 col/ml. Con respecto al análisis de detección de microorganismos patógenos (Cuadro 6), 12 lecherías (75%) resultaron positivas a Staphlococcus aureus confirmando que esta bacteria es la predominante en las mastitis de esta región, ya que la predominancia de uno u otro microorganismo es variable en las diferentes regiones de nuestro país al igual que en otros países (Kruze, 1988).

CUADRO 5 RECUENTOS BACTERIANOS EN MUESTRAS DE LECHE PROVENIENTES DE 16 LECHERÍAS DE LA PROVINCIA DE ÑUBLE

Recuento total bact/ml

Coliforme totales NMP/ml

Coliformes fecales NMP/ml

1

5 x 105

1.100

480

2

1x104

28

11

3

1,5 x 105

53

42

4

1,9 x 106

20

3,6

5

1,1 x 105

42

3,6

6

3 x 106

2.400

480

7

1 x 104

1.100

3,6

8

9 x 105

2.400

150

9

8 x 105

1.100

7,3

10

9 x 105

2.400

20

11

2,5 x 106

2.400

3

12

2 x 105

210

15

13

5,5 x 104

1.100

240

14

6 x 105

1.100

9,1

15

5 x 105

2.400

1.100

16

6 x 104

480

150

CUADRO 6 RECUENTO TOTAL DE GÉRMENES AERÓBICOS Y DETECCIÓN DE STAPHYLOCOCCUS AUREUS

Productor

Total de Gérmenes aeróbicos x ml

Staphilococcus aureus

1

50.000

(+)

2

10.000

(+)

3

150.000

(+)

4

1.900.000

(+)

5

110.000

(+)

6

3.000.000

(+)

7

10.000

(-)

8

900.000

(+)

9

800.000

(-)

10

900.000

(+)

11

2.500.000

(+)

12

200.000

(+)

13

55.000

(+)

14

600.000

(+)

15

500.000

(-)

16

60.000

(-)

Discusión

La revisión periódica y sistemática del equipo de ordeña es el único medio que permite detectar en forma oportuna y fidedigna las diferentes fallas que pueden haber en su funcionamiento (Husman, 1987), eliminando así una de las causas importantes de mastitis (CORFO, 1982).

Santa Cruz (1983) asevera que el Médico Veterinario juega un rol supervisor en el análisis del funcionamiento de los equipos por la influencia que éstos tienen en el estado sanitario de la ubre.

Los resultados encontrados son muy diferentes a los obtenidos en otros estudios similares; al respecto Zúñiga (1983), encuentra condiciones insatisfactorias de funcionamiento detectando que la mayoría de los equipos emplean bombas de vacío de capacidad normal o subnormal, desgastadas y seleccionadas por capacidad incorrecta.

Estas diferencias probablemente son producto de que en el presente trabajo se realizó con un número reducido de lecherías del distrito Ñuble que emplean condiciones tecnológicas aceptables.

En el país, en general, existen diversos estudios en cuanto al diseño de los equipos de ordeña mecánicos, concluyéndose que los sistemas utilizados son anticuados (Santa Cruz, 1983). Otros estudios han relacionado la calidad bacteriológica de la leche con el grado de limpieza de la ubre y el estade higiénico del equipo (Suazo, 1987), sin embargo, los antecedentes al respecto son escasos.

Por otro lado, la prevalencia de mastitis subclínica de 54,96% obtenida en este estudio es mucho menor a la descrita por Zurita (1988), quien afirma que en Chile la prevalencia es entre un 65% y 75% para vacas, y entre un 37% a 40% para cuartos infectados. Aquí se concluye que sólo la capacidad de los colectores tiene una influencia estadísticamente significativa con esta prevalencia, por lo que en general, se podría decir que las condiciones tecnológicas empleadas son las recomendadas por la Organización Internacional Sanitaria de la Leche (Alfa-Laval, 1982). Además, los resultados obtenidos del análisis bacteriológico de la leche la señalan como leche de buena calidad bacteriológica, ya que si se analizan los promedios geométricos del recuento total de microorganismos que corrigen los contenidos bacterianos muy altos de algunas lecherías, éstos alcanzan a 243.308 bact/ml y 734.062 bact/ml. Es importante considerar que la calidad bacteriológica de la leche y sus productos lácteos varían considerablemente de un país a otro. Es así que el valor máximo del contenido total de bacterias de la leche de primera calidad en varios países europeos incluidos los escandinavos varían entre 5 x 104 bact/ml y5 x 105 bact/ml. En Estados Unidos de Norteamérica la leche grado A no puede contener más de 1 x 105 bact/ml mientras que la leche para usos técnicos puede contener hasta 3 x 104 bact/ml (Casado y García, 1983).

En relación al agente etiológico predominante en la mastitis subclínica, Pedraza (1978) señala que en el 58,5% de las mastitis predomina el Staphylococcus aureus coincidiendo con lo detectado en este estudio; sin embargo, se debe considerar que los agentes predominantes varían de un país a otro y en las diferentes regiones del país.

Al considerar en conjunto los factores involucrados en la rutina de ordeña con los recuentos bacterianos; la calidad del equipo utilizado con la calidad higiénica de la leche determinada por el recuento de coliformes, y las condiciones tecnológicas del equipo de ordeña con la prevalencia de mastitis subclínica, no es posible asignar a cada uno de los factores estudiados la participación directa en la higiene del producto final y en la sanidad de la glándula mamaria sino más bien al conjunto de todos ellos aplicados en forma correcta.

Referencias

ALFA-LAVAL. 1982. Normas ISO para instalaciones de ordeño a máquina. Alfa-Laval AB: tumba. Suiza 6p.

AROCENA, P. 1983. El saneamiento e higienización empieza en la granja lechera. Industrias Lácteas. 32:7-9.

CASADO, C.P. y A.J. GARCÍA. 1983. La calidad higiénica de la leche. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Hojas divulgadoras N° 14. España.

CORPORACIÓN DE FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN (CORFO) Chile. 1982. Control de la Mastitis en Chile. Gerencia de desarrollo AA 82/31. 95p. Santiago. Chile.

FIGUEROA, P. 1980. Índice de mastitis subclínica con CMT en lecherías con ordeño mecánico y su comparación con el de lecherías con ordeño manual, en IX Región, comuna de Renaico. Tesis de grado. Universidad de Concepción. Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales. Departamento Medicina Veterinaria. 31 p.

GAETE, S. 1982. Limpieza química y protección de equipos de lechería. Informativo Agrolechero Soprole. 3:33-39.

HUSMANN, R.J. 1987. Diagnosing and correcting faulty, milking systems. J. Am. Vet. Med. Assoc. 170:1155-1156.

INTERNATIONAL STANDARDIZATION ORGANIZATION (ISO). 1983. Milking machine installation-construction and performance. Document 5707.

JAIN, N.C. 1979. Common mammary pathogens and factors in infection and mastitis. J. Dairy Science 62:124-128.

KRUZE, J. 1988. Efectos en la producción y calidad de leche. En: Primer seminario de Producción Animal (Bovino de carne y leche). Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Estación Experimental Carillanca. Temuco. Chile 22 y 23 noviembre de 1988. Serie Carillanca N° 1:1-40 pp.

LANGLOIS, B.E. y cols. 1981. Milking vacuum influence indicators of udder health. J. Dairy Science 64:1837-1842.

LIGHTNER, J. y cols. 1988. Estimation of the cost of mastitis, using national animal health monitoring system and milk somatic cell count data. J. Am. Med. Assoc. 192:1410-1413.

MCDONALD, J.S. 1979. Bovine mastitis: Introductory remarks. J. Dayri Science. 62:117-118.

MEERSON, E.E. 1982. Estudio de la prevalencia de mastitis subclínica en lecherías con ordeño mecánico de la comuna de los Muermos, Llanquihue. Tesis de Grado Chillán. Chile. Universidad de Concepción. Fac. Cs. Agropecuarias y Forestales. Depto. Medicina Veterinaria.

MINISTERIO DE SALUD PUBLICA. Chile. 1987. Reglamento sanitario de los alimentos. Decreto Supremo N° 60 del 5 de abril de 1982. Revista Chilena de Nutrición 15:49-60.

PEDRAZA, G.C. 1978. Incidencia de Staph~,lococcus aureus y Streptococceis agalactiae determinada por examen bacteriológico directo y método de Hotis en leche sometida a test de California. Agricultura Técnica. Chile 38(1):30-35.

PHILPOT, W. 1980. Mastitis management clinical and subclinical. In: Babson Bros (Ed). Oak. Brook. Illinois. USA. p. 72.

RIPPES, M. 1982. Limpieza e higienización de la máquina de ordeño. Informativo Agrolechero Soprole. 3:40-42.

SANCHEZ, S. 1977. Estudio del funcionamiento de un equipo de ordeño bajo dos disposiciones de instalación del sistema de cañerías y dos capacidades de colectores de leche. Tesis de grado. Santiago. Chile. Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Veterinarias.

SANTA CRUZ, F.G. 1983. Características de instalación, diseño del componente y mantención de equipos de ordeño utilizados en lecherías de la zona central de Chile. Tesis de grado. Santiago, Chile. Universidad de Chile. Fac. Cs. Agrarias, Veterinarias y Forestales. Escuela de Cs. Veterinarias.

SUAZO, J.R, 1987. Determinación bacterias totales, coliformes, psicotróficas en leche almacenada en estanques enfriadores prediales y efecto de la temperatura de lavado del equipo de ordeño sobre el contenido microbiano de la leche. Tesis de grado. Universidad de Chile. Fac. Cs. Veterinarias. Santiago. Chile.

WEBER, W., 1979. Effects of milking machine parameters on milk ejection of cows. Tierzüchter 30:217-219.

ZUÑIGA, H. 1983. Análisis de funcionamiento de equipos de ordeño mecánico en lecherías de la zona central de Chile. Tesis de grado. Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Veterinarias. Santiago, Chile. 1983.

ZURITA, L. 1988. Mastitis bovina. Situación nacional. Patología Animal. Chile 2:36-41.

Recibido el 23 de abril de 1993, aprobado el 20 de junio de 1994.